El Consistorio recuperará elementos del patrimonio hidráulico de la localidad

Un taller de empleo se encargará a partir de otoño de rehabilitar el antiguo matadero ubicado junto al Molino de San Antonio

C. M. A. | 24 mayo 2015

El Ayuntamiento ha conseguido un nuevo taller de empleo que contará con una subvención de 219.778 euros aportados en su mayor parte por el Servicio Valenciano de Empleo (Servef) y que iniciará el proyecto del Parque Cultural y Medioambiental del Agua planteado por el Consistorio guardamarenco. El objetivo municipal es poner en valor diversos edificios e infraestructuras hidráulicas del municipio para ampliar la oferta turística complementaria al sol y playa.

Se prevé la contratación de 24 alumnos desempleados mayores de 25 años que estén inscritos en las oficinas del Servef y también de cuatro profesores a lo largo de seis meses, que comenzarían sus labores en el próximo otoño.

El proyecto contempla la rehabilitación del edificio del antiguo matadero, que está situado en la ladera oeste del Castillo junto al conjunto hidráulico del Molino de San Antonio. En su entorno se tiene previsto crear una zona ajardinada para mostrar los usos tradicionales del agua, conformando de esta manera una gran área didáctica que contará con un centro de interpretación de la cultura del agua. Estará situado en las inmediaciones de la toma del Canal de Riegos del Levante y el Puente de Hierro, en el cauce antiguo del Río Segura.

Desde el Consistorio se plantean que este taller de empleo tenga continuidad para seguir con la rehabilitación de otros elementos del patrimonio local también relacionados con el agua bajo la misma fórmula. Se pretende reconstruir el azud y la antigua noria de riego, así como la remodelación del molino harinero de San Antonio para darle un uso recreativo, recuperando y convirtiendo en museo la antigua fábrica de electricidad y la maquinaria de elaboración del pan, que se complementará con la creación de un centro de gastronomía tradicional.

Font: La Verdad y Las Provincias

Anuncios

La recreación de una fábrica se añade a la Ruta Arquitectónica del Cáñamo

El edificio recordará el trabajo en una fábrica de hilado típica de los años cincuenta y podrá acoger exhibiciones de cómo se trabajaba el material

FERNANDO AMAT | 9 marzo 2015

Volver a la Callosa del siglo XXI a través de una de las decenas de fábrica de hilado de los años cincuenta será posible en unos meses. El Mirador de los Hiladores se incorporará a la Ruta de Arquitectónica del Cáñamo para que la declaración del Bien de interés Cultural (BIC) inmaterial se encuentre más cerca. El Ayuntamiento invertirá más de medio millón de euros en una de la laderas de la sierra para rehabilitar una zona deprimida, que llegó a ser un vertedero incontrolado.

Lo que fue un día un refugio de toxicómanos se ha derribado para ser ejemplo de la rehabilitación de los barrios altos de la ciudad. La vieja fábrica de hilado se ha renovado para formar parte de la ruta del cáñamo. El proyecto comprende varias fases y por el momento solo se ha llevado a cabo la primera. No obstante, la asociación del cáñamo ya dispone de todo el instrumental y de las máquinas necesarias para recrear una fábrica de hilado de la posguerra española que permitieron una remontada económica en tiempos difíciles.

Lo que primero se llevó a cabo fue la creación de unos accesos para que el futuro visitante no tuviera que trepar por la sierra. Junto a ellos, desde la Concejalía de Urbanismo se optó por demoler una hilera de casas ruinosas ubicadas en los pies de La Porchá. Lo que se pretendía era rehabilitar un entorno venido a menos en los últimos años, ya que suponía un foco de insalubridad y escondite de drogadictos.Obras de creación del nuevo centro en la antigua Porchá.

Y es que desde la asociación del cáñamo se preveía hace cuatro años que el Ayuntamiento firmara un convenio con el propietario de la vieja fábrica. Aunque la falta de decisión y el deterioro del tejado, en parte por actos vandálicos, han obligado a acometer una amplia restauración del edificio.

Se ha previsto una subvención dentro del Plan de Obras y Servicios por valor de 550.000 euros para adecentar una serie de contrafuertes, la creación de varios muros para que se pueda dar un paseo en lo que supondrá un mirador más dentro del municipio. Hace unos años ya se acometió una importante obra con la que se creó una espacio accesible para vehículos en las inmediaciones en la subida desde el barrio de La Cruz.

Ahora la idea que se va a llevar a cabo es que un nuevo taller de empleo acondicione la cubierta de la antigua fábrica para que acoja las viejas máquinas y sea un centro de exhibiciones de los trabajos del cáñamo, tal y como sucede en el museo ubicado en el viejo matadero..

En la actualidad el municipio cuenta una balsa de cáñamo ubicada a la espaldas del museo, una fábrica y como tercer elemento que cerraría una visita completa queda pendiente la adquisición de un obrador. Este elemento sería en el que ha desarrollaban manufacturas de los empresarios del cáñamo. A pesar de que llegaron a existir un sinfín de este tipo de construcciones el Consistorio no ha podido comprar ninguna vivienda por los altos precios que han puestos los propietarios. Aún así, se espera acceder a uno de estos inmuebles típico de Callosa porque la parte más alta estaba dedicada a al trabajo de este cultivo, y disponía de grandes ventanales para que el interior se airear con más facilidad.

Font: La Verdad

El Ayuntamiento de Rojales comienza la rehabilitación del molino de viento del siglo XVIII

ROJALES 28-01-2015

Los trabajos de rehabilitación y reparación de diversos elementos molino 1exteriores y de madera del molino de viento de Rojales, que han sufrido un pronunciado deterioro debido a las condiciones atmosféricas, ya han comenzado. Desde el pasado lunes los trabajos están siendo ejecutados por la empresa Carpintería Navarro Butrón y cuentan con un presupuesto de unos 4.000 euros sufragados por el Ayuntamiento.
La actuación afecta a tres de las cuatro aspas del elemento etnológico que se han desprendido de su ubicación original así como su techumbre de madera. La parte exterior de la caperuza será restaurada con tablero marino mientras que las aspas, que hasta ahora eran de chopo, se cambiarán por madera de abeto. Tanto los elementos originales de madera como los nuevos están siendo tratados con un protector que permitirá que las condiciones ambientales afecten lo menos posible a la madera.
Se trata de una primera fase que afectará a los elementos de madera exteriores del molino donde se utilizará vigas de madera y tablero marino.
Se descarta inicialmente que el molino vuelva a funcionar por la acción del viento a pesar de que cuenta con toda la maquinaria en su interior para este fin. La razón, expuso, se debe a que no hay garantías que permitan que la estructura del molino aguante.
El molino de viento de Rojales está situado en un monte lindante con el casco urbano y fue construido en el siglo XVIII. El edificio consta de tres partes: Planta baja o silo, primer piso o camareta y segundo piso.

Font: La Crónica Independient

C. M. A. | ROJALES

El Consistorio rehabilita un viejo molino en su apuesta por el patrimonio municipal

La actuación persigue resaltar el valor un elemento del siglo XVIII ubicado en un monte cercano al casco urbano

molina 2

El equipo de gobierno de Rojales continúa con su interés por destacar el valor de diversos elementos del patrimonio etnológico de la localidad, y ahora ha emprendido los trabajos de rehabilitación de un antiguo molino de viento del siglo XVIII ubicado en un monte cercano al casco urbano.

La actuación conlleva la reparación de diversos elementos exteriores y de la madera del mismo, que ha sufrido un progresivo deterioro por las condiciones climatológicas. Desde el pasado lunes es una empresa la que se dedica a poner a punto toda la carpintería de este edificio singular que consta de tres partes, una planta baja destinada a silo, y dos más dedicadas a la molienda.

La mejora del molino cuenta con un presupuesto de cuatro mil euros que son sufragados en su totalidad con fondos municipales y se centran principalmente en tres de las cuatro aspas que se han desprendido de su emplazamiento original así como la reposición de la techumbre de madera. La idea es sustituir la parte exterior del cono superior con un tipo de madera marina más resistente a las inclemencias y también las aspas, que se tratarán con materiales que las protejan de la

s condiciones ambientales. La idea del Consistorio es su rehabilitación por fases y aunque el molino cuenta con toda la maquinaria para que pudiera funcionar por la acción del viento se ha descartado debido a que la estructura no podría aguantar.

Con esta son tres las actuaciones de mejora patrimonial que tiene en marcha el Ayuntamiento, ya que también un taller de empleo se encarga en la actualidad de realizar la rehabilitación de una casa solariega del siglo XVII en Lo Marabú y todos sus exteriores con vistas a albergar un museo. Asimismo la Concejalía de Patrimonio quiere emprender mejoras en el conjunto hidráulico de la noria y el puente de sillería con el objetivo de que pueda volver a funcionar con la extracción de agua para riego de forma tradicional.

Font: Las Provincias

Un segundo taller de empleo acabará la restauración de una fábrica de cáñamo

Un equipo de trabajadores ha creado un acceso a la antigua ‘Porchá’ para incluirlo en una ruta turística

Fernando Amat | Callosa de Segura | 26 noviembre 2014

La inclusión de la vieja fábrica de cáñamo conocida como ‘La Porchá’ en el patrimonio municipal debe esperar al menos un año más. El taller de empleo San Roque no ha podido concluir los trabajos de restauración, pero el Ayuntamiento ya trabaja en sacar un nuevo programa con el que cerrar la rehabilitación. Los alumnos si que han podido crear un acceso de escaleras y retirar toda la techumbre.

LTrabajos de rehabilitación en la antigua fábrica de cáñamo. :: f. a.a antigua fábrica de hilado que corona la ladera del pico San Bernardo en Callosa de Segura es una parte fundamental dentro del recorrido turístico destinado al cáñamo. Este elemento se hace fundamental para que los trabajos relacionados con este cultivo y su legado se declaren Bien de Interés Inmaterial. Antes de que llegue esta catalogación el Consistorio se afana en adecentar la vetusta y única construcción de este tipo que queda en pie.

El equipo de gobierno encargó los trabajos de acondicionamiento al taller de empleo a principios de año pero no se ha podido acabar la reforma. En la segunda fase se deben acometer otro tipo de trabajos de reposición de la antigua nave industrial levantada con piedras. En este sentido, lo primero que han creado es un acceso y un mirador anexo. Estas actuaciones eran necesarias para hacer visitable ‘La Porchá’ que se encuentra a una altura considerable con respecto a la zona baja del casco urbano.

Desde el equipo de gobierno consideran necesaria una segunda fase para el próximo 2015 con el objetivo de que la fábrica se incorpore al patrimonio como un elemento más que añadir a la ruta patrimonial que mostrará los vestigios de la extinta industria local, que en la actualidad parte del museo del cáñamo y transcurre por una antigua balsa. Solo quedaría incorporar un cuarto elemento por recuperar, un obrador, que es el taller donde se trabajaba el material.

El primer edil, Javier Pérez, aseguró que «estamos en negociaciones con la Conselleria para iniciar un segundo taller más reducido con especialidades de mampostería y albañilería». La restauración se completaría con el apoyo de las brigadas municipales para equipar el inmueble ubicado en la sierra con un techo. Otros trabajos pendientes de aplicar son el reforzamiento de los muros exteriores. El actual taller de empleo también acabó la creación de los de contención y decorativos en el paraje municipal de la Cueva Ahumada.

Asimismo, el Consistorio ha encargado el derribo de una hilera de casas deshabitadas y en ruinas ubicadas junto a la vieja fábrica. La demolición de todas estas viviendas permitirá realzar la imagen de este entorno.

Font: La Verdad