El Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales y de Grado de Valencia (Coitig) se ha adherido a la Asociación del Patrimonio Industrial Valenciano (Apiva)

El Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales y de Grado de Valencia (COITIG) se ha adherido como agrupación a APIVA. Esta noticia ha tenido una buena repercusión en los medios. Os dejamos los enlaces de la prensa escrita donde se hacen eco:

Ingenieros. Los ingenieros técnicos industriales se suman a la recuperación del patrimonio industrial valenciano

Las Provincias. Cuando la industria dibuja ciudades

La Vanguardia. Los ingenieros velarán por la protección del patrimonio industrial valenciano

Levante EMV. Los ingenieros instan a proteger el patrimonio industrial de Castelló

Madridactual. Los ingenieros técnicos industriales se suman a la recuperación del patrimonio industrial valenciano

 

Des d’APIVA, volem agrair la col·laboració i la participació del COITIG de València a defendre, valorar i difondre el nostre patrimoni industrial.

«Que se compre para rehabilitar»

La Asociación en Defensa del Patrimonio Industrial insta a intervenir respetando el edificio en su integridad

04-05-2014. H. García Valencia La presidenta de la Asociación de Defensa del Patrimonio Industrial Valencia (Apiva), Diana Sánchez, valoró ayer la posibilidad de que una fundación compre la fábrica de Bombas Gens y «se ponga fin así a la situación de deterioro progresivo» del edificio. Diana Sánchez llamó la atención sobre el hecho de que la fábrica no goza de protección integral; de hecho sólo están protegidas las fachadas principal y trasera. La arquitecta y presidenta de Apiva aseguró que «si la fábrica se compra, debe ser para rehabilitar y reutilizar». «Comprar para derribar no tiene sentido; hay muchos solares vacíos donde edificar».
Diana Sánchez apuntó que «por su estructura de grandes naves diáfanas es un edificio que se presta a muchos usos sin necesidad de derribar nada». La arquitecta señaló además que por su ubicación, en la avenida de Burjassot, «la fábrica puede tener muchos usos en beneficio de la ciudad». «Con aprecio y sensiblidad por el patrimonio histórico se puede hacer una intervención muy interesante», destacó la presidenta de Apiva.