Familias sin recursos ocupan la fábrica de Bombas Gens a los seis meses del incendio

Los vecinos plantean la rehabilitación del conjunto para un mercado municipal y otros equipamientos destinados al barrio

Paco Moreno | 29 agosto 2014

Construida en 1931 y uno de los escasos ejemplos en Valencia de ‘art-decó’, la antigua fábrica de Bombas Gens fue noticia el pasado febrero por un incendio que arrasó parte de la cubierta y las estancias interiores, dejando al descubierto el abandono y la ruina del conjunto protegido. Ahora, personas sin recursos han vuelto a ocupar el recinto para guarecerse de la intemperie. Mientras, la Sareb intenta colocar el préstamo hipotecaria para facilitar la venta del inmueble.

Un proceso entorpecido por la crisis económica y que de momento no ha recibido ninguna propuesta en firme, confirmaron ayer fuentes del llamado ‘banco malo’. La fábrica quedó dañada por el incendio, aunque después el ayuntamiento se encargó de apuntalar el interior, colocar planchas de madera y cerrar de nuevo los accesos. En total, un coste de 19.000 euros que será reclamado a los propietarios de la fábrica, una empresa promotora declarada en concurso de acreedores.

Así las cosas, la ocupación ilegal de la fábrica ha vuelto a elevar el riesgo de incendio, como ya ocurrió hace seis meses. Las personas sin recursos se han instalado en las antiguas oficinas que recaen a la avenida Burjassot, que se libraron del fuego y están en relativas buenas condiciones de conservación.

Paco Llamas, presidente de la asociación vecinal de Marxalenes, comentó ayer que están ultimando una propuesta para el ayuntamiento sobre la fábrica. Consistirá en mantener las cuatro naves y recuperar la fachada trasera del recinto.

«Tenemos fotografías y planos antiguos. Queremos que al menos una de las naves acoja un mercado municipal. Sabemos que es complicado pero en el barrio hace mucha falta», aseguró.

El barrio contó con un recinto hasta finales de los años 80, cuando el consistorio demolió el mercado para trasladarlo al actual de Benicalap, cerca de la calle General Avilés.

«Está demasiado lejos, tanto ese como el de San Pedro Nolasco, en el barrio de Sagunto», recordó Llamas. Este último, además, está prácticamente cerrado salvo unas pocas paradas que subsisten a duras penas.

En cuanto a la fábrica, el resto de accesos están todavía sin abrir, aunque por la parte trasera es relativamente fácil entrar por un muro ruinoso hacia el patio interior de la fábrica. La paralización del proyecto, que incluía un edificio de viviendas, un aparcamiento, un hotel y una galería comercial, ha supuesto también que haya un tramo sin urbanizar entre la acera y el muro de la vieja fábrica, en la calle Doctor Machí. Por encima de la valla se aprecian los matorrales y arbolado de lo que un día fue un jardín.

Llamas citó como ejemplo la expropiación de parte de la fábrica la Ceramo, también en la avenida Burjassot aunque en el barrio de Benicalap. «Queremos hablar con los abogados de la Federación de Vecinos para comprobar si podemos reclamar lo mismo», dijo.

El concejal de Urbanismo, Alfonso Novo, no descartó tras el incendio de febrero una oferta del consistorio para hacerse con la propiedad de la fábrica, aunque a día de hoy no se ha concretado la propuesta. El proyecto estuvo paralizado durante años debido a las modificaciones impuestas por la Conselleria de Cultura para mantener la fachada principal y algún elemento trasero.

La empresa sí que cedió una parcela de 1.500 metros cuadrados para la apertura completa de la calle Doctor Machí, aunque después ha recibido al menos un par de sanciones del ayuntamiento por falta de limpieza y mantenimiento. Cada vez que se produce una ocupación ilegal, debe tramitarse una petición de desalojo en el juzgado.

El grupo socialista recordó cuando se produjo el siniestro un acuerdo en el consistorio para declarar el conjunto como Bien de Relevancia Local, así como adquirir la fábrica para un equipamiento público. El arquitecto fue Cayetano Borso di Carminati, un autor que cuenta con abundante obra en Valencia. En el caso de Bombas Gens, cuenta con nivel 2 de protección patrimonial, por lo que cualquier proyecto que se apruebe debe incluir el mantenimiento de las fachadas, con todos los elementos originales para su restauración.

Font: Las Provincias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s